Inicio

Más de 100.000 mujeres iraníes se manifestaron el 8 de marzo de 1979 por las calles de Teherán, en contra de la imposición de llevar la cabeza tapada con un pañuelo (el chador) que les impuso el nuevo régimen de los ayatollahs, tras el éxito de la revolución islámica en dicho país. La angustia en sus rostros es muy evidente. La manifestación no tuvo ninguna consecuencia política y la obligación entró en vigor el día siguiente, sin que haya sido abolida hasta la fecha.
© Hengameh Golestan


No olvidéis nunca que bastará con una crisis económica, política o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Esos derechos nunca se dan por adquiridos. Debéis permanecer vigilantes durante toda vuestra vida“.

Simone de Beauvoir. “El segundo sexo”. 1949.

Esta página surge como respuesta a la necesidad de informar en castellano/español de la última agresión internacional a los derechos de las mujeres, desde uno de los frentes más inesperados: el colectivo LGBT o, más en concreto, desde los activistas más extremistas de la T del acrónimo.

La denuncia que se realiza desde este sitio web surge de una perspectiva feminista que mantiene un profundo respeto a la orientación sexual y la homosexualidad; conceptos que, como el de “mujer” están bajo fuego del transextremismo (para nuestra gran y muy desagradable sorpresa).

La estructura de esta web tiene dos partes: páginas fijas y entradas de blog.

Páginas fijas.

(Accesibles desde el menú superior. Sirven de telón de fondo para comenzar a comprender la amplísima temática de este asunto).

Contexto.
Primera aproximación general a esta preocupante situación, incluyendo las proposiciones de ley presentadas ante las Cortes españolas por el partido Podemos.

0. Doctrina de “identidad de género”
Información relativa a la posición oficial del lobby sobre el contradictorio significado de “género”, el cual es considerado inmutable pero fluido a la vez.

1. ¿Qué significa la palabra “mujer”?
Distinción entre “sexo” y “género”.

2. Violencia contra las mujeres
La violencia que se ejerce en todo el mundo contra las mujeres tiene base en nuestro cuerpo, es decir, en la realidad material, por la capacidad reproductiva femenina (producción de los nuevos individuos de la especie).

3. ¿Existen las mujeres con pene?
Si la “identificación” con los estereotipos de mujer es lo que define el género, ¿cómo se explican los casos de hombres con genitales masculinos completos, barba e incluso atracción sexual por mujeres, que aseguran sentirse mujeres?

4. Colonización de la categoría “mujer”
Desde el transextremismo no se consiente que las mujeres ocupen espacios segregados por sexo, ni siquiera por su propia protección: cuotas, deportes y hasta prisiones están siendo ocupados por varones que se identifican como mujeres, en detrimento de las protecciones y seguridad de ellas.

5. Transextremismo misógino y homófobo
Lamentables ejemplos de ataques violentos por parte de los transextremistas contra mujeres y, especialmente, contra las lesbianas (la “L” del acrónimo LGBT), demostrando que la violencia masculina no conoce de “géneros”.

6. Autoginefilia
Concepto desconocido por el gran público que explica la transición de varones que sienten atracción sexual por mujeres (o eso parece).

7. Menores de edad
Uno de los más preocupantes aspectos de esta doctrina es la experimentación hormonal en la transición de niñ@s y adolescentes, por las fortísimas consecuencias físicas que dicha transición comporta a sus cuerpos aún en desarrollo.

8. Doublethink y censura
Relación de casos de persecución -incluso por fuerzas de seguridad- a feministas y aliados, por resistirse a la redefinición de los conceptos de “mujer” y “lesbiana”.
Orwelliano.

9. Personas trans en desacuerdo con la doctrina de “identidad de género”
No todo el colectivo trans (transexual y transgénero) está de acuerdo con el transextremismo, lo que asegura la hostilidad y el ostracismo del lobby hacia estas personas que se atreven a discrepar de la doctrina oficial.

10. Desistimientos y destransiciones
Testimonios de personas (hombres y mujeres) que, habiéndose identificado como trans por un período de tiempo, regresan a su identidad inicial. El transextremismo, a pesar de definir en muchas ocasiones el género como algo fluido, reniega de las personas que destransicionan.

11. Declaración de derechos basados en el sexo de las mujeres. Respuesta feminista a los Principios de Yogyakarta
Declaración feminista que pone de relieve la realidad del sexo humano, dimorfo, por el cual las mujeres, como hembras de la especie humana, han sufrido explotación y abusos con motivo de su capacidad reproductiva.
Parada obligatoria para todas aquellas personas interesadas en los derechos de las mujeres.

12. Salud mental
La lucha por la “despatologización de las identidades trans” contrasta enormemente con el discurso desde el lobby respecto de la fragilidad de las personas trans (a las que no se les puede tratar por su sexo natal sino con el “género sentido” para no agudizarles la disforia y causarles una angustia inenarrable), pero también con la extensa literatura médica respecto de las múltiples afecciones mentales del colectivo (la propia disforia, depresión, ansiedad, narcisismo, tendencias suicidas, etc.).
En la página se enlazan varios de dichos estudios (en idioma inglés).

13. Peak Trans
Peak Trans” es una expresión en inglés que implica el momento de revelación en el que la teoría queer o la “doctrina de identidad de género” se revela totalmente sin sentido y cae ante nuestros ojos como un frágil castillo de naipes.

RECURSOS
Aparte de toda la información facilitada en las páginas anteriores (incluyendo enlaces a estudios, noticias o vídeos), se destacan en este apartado otros textos de interés general, muy recomendables para tener una idea general de la situación actual.

Entradas de blog.

(Accesibles tanto desde el menú superior como desde el lateral de categorías y etiquetas).

Entradas
Página en el menú superior que da acceso a las publicaciones del blog, más concretas y específicas de una cuestión o evento determinados.

Categorías
Temáticas generales en las que se engloban las entradas del blog, siguiendo la clasificación apuntada en las páginas fijas descritas más arriba. Accesibles desde el menú lateral.

Etiquetas
Información concreta y puntual de cada entrada (nombres de personas relacionadas, países, etc.). Accesibles desde el menú lateral.

Las categorías y las etiquetas permiten hacer un seguimiento temático de las entradas, para no quedarnos con una impresión puntual sino poder tener una mejor perspectiva de cada apartado/ámbito de influencia (incluido el geográfico).


Antecedentes.

En los últimos años se está produciendo un movimiento mundial que puede afectar masiva y profundamente al conjunto de las mujeres del mundo (el 50% de la población), sin que se esté hablando públicamente de ello, al menos, en España.

En varios países del mundo occidental se está aprobando legislación para mejorar la situación social de un colectivo marginado en concreto, como son las personas transexuales y transgénero (legislación que, desgraciadamente, sigue siendo necesaria) aunque, por el enfoque de dicha legislación -aparentemente progresista-, parecería que la situación social del resto de personas fuera ideal y no hubieran situaciones injustas o peligrosas para otros colectivos, ignorando la pandemia de violencia machista contra las mujeres en prácticamente todo el planeta.

Uno de los principales agujeros negros de dicha legislación es la “despatologización” de la condición de transgénero, una demanda del colectivo. El enfoque superficial es eliminar la necesidad de contar con un certificado de un psicólogo, para el acceso a los cambios legales en la documentación, etc. pero, en la práctica, ello supone que cualquier hombre, en cualquier momento, podría autodeclararse mujer y pasar a formar parte legalmente del colectivo de féminas. Es decir, no se plantea ninguna salvaguarda que pueda frenar a hombres oportunistas (los cuales, desgraciadamente, existen). Hay otras controversias, como definir qué es femenino o masculino en función de estereotipos retrógrados, propios del siglo pasado).

Las preocupaciones de las mujeres feministas están siendo ignoradas y despreciadas porque se confunden (a veces, intencionadamente) con transfobia, a pesar de no incluir ningún ataque a la integridad física o moral de las personas trans. La auténtica transfobia se manifiesta desde la derecha tradicional fundamentalista, llena de prejuicios para todo aquello que no sea la familia tradicional heterosexual y los rígidos roles sociales de cada sexo.

Sin embargo, las preocupaciones feministas no tienen nada que ver con la rotura de estereotipos (la cual es siempre bienvenida en el feminismo) sino que están basadas en la experiencia de otros países que ya han llevado a cabo los cambios de la legislación que se propone en España y que han debido retroceder determinadas medidas, como la internación de presos transgénero en prisiones de mujeres, por haber sido aprovechada esta circunstancia para abusar sexualmente de las mujeres presas (algo que ha sucedido recientemente en el Reino Unido, por ejemplo).

Hay otros aspectos que pueden ser muy problemáticos, como el registro de estadísticas de delitos según el género autodeclarado, lo cual falsea las estadísticas de criminalidad por sexos y difumina la mayor incidencia de crímenes violentos en la categoría masculina, ya que hay crimenes cometidos por varones que están contabilizándose como si hubiesen sido cometidos por mujeres. El impacto que esto pueda tener sobre determinados ámbitos, incluido el de violencia de género no ha sido convenientemente estudiado y podría acarrear consecuencias importantísimas.

Los niveles en los que se manifiesta esta tendencia legislativa son múltiples y, en ocasiones, no muy evidentes en una primera aproximación, como la homofobia implícita en la desaparición forzada del concepto de sexo, ya que la atracción homosexual resulta considerada transfóbica desde el propio colectivo LGBT. Kafkiano.

Es muy necesario poder tener una reflexión sobre todos los aspectos que se puedan ver afectados por el cambio de definiciones, para ser conscientes de todas las consecuencias que puede producir el nuevo paradigma y valorar qué conveniencia puede tener restringir derechos y comprometer la seguridad del 50% de la población de forma totalmente gratuita e innecesaria.

Mujer: hembra humana adulta.

Siguiente página: Contexto.